Venezolanos rinden tributo a jóvenes asesinados en protestas de 2017 en Caracas

Venezolanos rinden tributo a jóvenes asesinados en protestas de 2017 en Caracas

( Caracas. 07,04,18).- Un centenar de personas participó hoy en una caminata por el este de Caracas que fue convocada para honrar a algunos de los jóvenes que fallecieron el año pasado durante la oleada de protestas contra el Gobierno venezolano que preside Nicolás Maduro.La manifestación transcurrió entre consignas que clamaban por justicia para las víctimas y sus familiares, y consistió en seis paradas en las que, según registros de prensa, fallecieron jóvenes en 2017 en el marco de las protestas antigubernamentales que se saldaron con más de 120 muertos en todo el país. Lilian Tintori, esposa del opositor Leopoldo López, y algunos diputados contrarios al Gobierno, como Carlos Paparoni, completaron el periplo de unos tres kilómetros entre las localidades vecinas de Chacao y Baruta.La madre de Juan Pablo Pernalete, un joven que fue asesinado a quemarropa por un agente de la fuerza pública según confirmó el año pasado el Ministerio Público, pidió a los venezolanos “seguir luchando hasta conseguir justicia” para su hijo y “para todos los jóvenes de este país”.“Los padres estamos quebrados en el alma”, dijo la mujer.Los marchantes también recordaron el caso de David Vallenilla, un joven que recibió un disparo a quemarropa que provino desde dentro de la base aérea militar de La Carlota.“Nunca lo olviden, él entregó su vida por nosotros, luchen por este país, como él lucho”, dijo el padre de Vallenilla conmovido hasta las lágrimas desde el lugar en que fue herido su hijo.

Familiares de los seis fallecidos rindieron breves declaraciones para agradecer el homenaje y pedir a las autoridades justicia en todos los casos.

Los manifestantes aplaudieron durante un minuto en cada uno de los lugares, rezaron un Padre Nuestro, cantaron parte del Himno Nacional y corearon consignas como “un héroe no se olvida”.

Megáfono en mano, los organizadores de la actividad reiteraron que los jóvenes honrados murieron “víctimas de la represión” del Ejecutivo contra las protestas, que arrancaron el 1 de abril y concluyeron cuatro meses después.

Las multitudinarias manifestaciones del año pasado se debieron en primer momento a dos sentencias del Supremo que suprimían las competencias del Parlamento, de mayoría opositora, y luego al empeño de Maduro por conformar una Asamblea Constituyente sin referendo previo como indica la Constitución.