Lilian Tintori: hoy tenemos miles de razones para ejercer nuestro voto y defender la libertad de Venezuela

Lilian Tintori: hoy tenemos miles de razones para ejercer nuestro voto y defender la libertad de Venezuela

(Caracas, 15.10.17).- La activista por los derechos humanos, Lilian Tintori de López ejerció su derecho al voto desde el colegio El Ángel, donde destacó que participar en las elecciones regionales representa “un paso más en la lucha por la libertad de Venezuela. Hoy tenemos la oportunidad de expresarnos, dormir tranquilos esta noche porque dimos un paso adelante por Venezuela”.

En nombre de su familia, del líder opositor venezolano y preso de conciencia Leopoldo López y por su tercer hijo, Tintori aseguró que “nosotros creemos en el voto, como lo ha dicho Leopoldo, quien está preso en su casa injustamente, sin poder votar porque le violan sus derechos, el voto popular es la forma democrática y pacífica para salir de la dictadura. Hoy tenemos miles de razones para ejercer nuestro voto y defender la libertad de Venezuela. Calle y voto, voto y calle, si tenemos que estar en la calle, estaremos también para defender nuestros derechos”.

Acompañada por Antonieta Mendoza de López, Tintori resaltó que ante las irregularidades en el proceso electoral, solo se necesita la cédula para votar. “El régimen ha tratado de hacernos trampa, con la reubicación de centro y la sustitución de tarjetas, pero Venezuela necesita de cada uno de nosotros. Salgan todos con cédula en mano a votar. No vamos a descansar hasta lograr la libertad”.

Así mismo, destacó que los países del mundo “reconocen que en Venezuela no se respetan los derechos de los venezolanos y que hay crisis, porque no hay alimentos, medicinas. La comunidad internacional sabe que hoy los venezolanos queremos vivir en paz y queremos elecciones generales, sin inhabilitados, sin presos políticos, sin líderes en el exilio. Maduro destruyó a nuestro país, por eso estamos de pie todos los días, dando la cara”.

Finalmente, enfatizó que “todos los venezolanos tenemos el derecho de votar y rescatar los espacios de libertad. Es un compromiso con los presos políticos que hoy están castigados por llamar al voto desde El Helicoide y con los 419 que hay en toda Venezuela”, e hizo un llamado a todos los factores políticos a “hacer las cosas bien, con confianza, con ganas, para salir adelante y avanzar por Venezuela”.

Como una reunión en la Oficina Oval entre Tintori y Trump cambió la política de EE.UU hacia Venezuela

Como una reunión en la Oficina Oval entre Tintori y Trump cambió la política de EE.UU hacia Venezuela

(Caracas.09,10,17).- La decisión del presidente Trump de anunciar repentinamente un cambio colosal en la política de EE.UU. hacia Venezuela en febrero comenzó con una reunión inesperada en la Oficina Oval con Lilian Tintori, esposa del preso político más prominente del país.

En la Casa Blanca, al reunirse con el vicepresidente Pence y la prensa de la administración americana para intentar hacer algo más por los derechos humanos en su país, Tintori fue llevada rápidamente con Trump, quien parecía desconocer su caso, pero halagó su pasado como una estrella de la versión venezolana del reality show “Expedición Robinson”.

Luego, mientras Tintori presentaba su caso durante la entrevista de 40 minutos, la primera dama Melania Trump, quien también estaba en la sala, expresó que sentía empatía con las condiciones del esposo de Lilian preso en Caracas, Leopoldo López, porque en ocasiones se sentía confinada en la Casa Blanca como en una cárcel, según informaron dos personas presentes dentro del encuentro, un punto en el cual el presidente coincidió.

Finalmente, cuando terminaba la entrevista, el presidente sugirió una foto grupal, incluyendo a Pence y al Senador Marco Rubio (R-FL), un aliado de Tintori quien se encontraba en la Casa Blanca por una cena programada con el presidente. Después de varios intentos –a Trump no le gustó la primera foto porque aparecía sonriendo– el presidente estaba lo suficientemente complacido con la versión final, donde apareció hermético y levantando los pulgares dando un gesto de aprobación debajo de un retrato de Andrew Jackson. Apresuradamente publicó la foto en Twitter. 

“Venezuela debería liberar inmediatamente a Leopoldo López, preso político y esposo de @LilianTintori (recién reunida con @marcorubio)” escribió Trump, redactando su tweet desde la Oficina Oval.

Con ello, el presidente reformó años de la política estadounidense hacia Venezuela y señaló que su administración adoptaría una postura más dura hacia el régimen represivo del presidente Nicolás Maduro en medio de la crisis socioeconómica en la que se encuentra la nación sudamericana.

Pero, a diferencia de cuando Trump ha hecho comentarios o decisiones impulsivas sobre Corea del Norte e Iran, su capacidad de asumir más riesgos con respecto a la situación de Venezuela ha sido recibida con un gran apoyo de parte de líderes europeos y latinoamericanos así como entre los principales distritos electorales nacionales, incluyendo expatriados venezolanos en el Sur de Florida.

Tintori partió de la Casa Blanca esa tarde “en el séptimo cielo”, aseguró su abogado Jared Genser en una entrevista, y agradeció a Trump y Pence con un tweet en su cuenta personal. Otra persona que conversó con ella ese día comentó que Tintori estaba “en shock” después de la atención personal del presidente.

Tintori no es la única. Abogados de derechos humanos expresaron que se encuentran impactados que un presidente, quien nunca ha estado motivado a denunciar abusos a los derechos humanos en otros lugares del mundo, haya tomado en el caso de Venezuela una posición más ruda de la que asumió el expresidente Obama. Tintori intentó por más de un año de conseguir una audiencia con Obama, pero fue rechazada por ayudantes preocupados de que tal aprobación enfureciera a Maduro y provocara ataques a negociaciones diplomáticas que habían sido conllevadas por el Departamento de Estado.

Trump, sin embargo, a pesar de la objeción de algunos diplomáticos estadounidenses, no demostró preocupación alguna y eligió reunirse con Tintori sin informar a asesores del Consejo Nacional de Seguridad.

Venezuela ha descendido al caos en medio de una oleada de violencia, inflación y escasez alimentaria, con cientos de manifestantes protestando en las calles durante la primavera, Trump ha llegado tan lejos hasta el punto nombrar al régimen izquierdista de Nicolás Maduro como un obstáculo para la democracia, la libertad y los derechos humanos.

“Lo que me han informado es que él tiene tres principales intereses de política exterior, Corea del Norte, Iran y Venezuela” afirmó Mark Feierstein, director de asuntos del Hemisferio Occidental en el NSC durante el gobierno de Obama. “En términos de cambios de políticas, ellos han hecho más de lo que nosotros hicimos con respecto a sanciones y están haciendo un buen trabajo. Es algo inteligente… El diálogo (con Maduro) fracasó el año pasado porque no había suficiente presión en el Gobierno”.

La Casa Blanca discutió algunos detalles del encuentro entre Tintori y Trump. La vocera de la primera dama, Stephanie Grisham, negó haber realizado el comentario sobre la sensación de confinamiento de la Casa Blanca como una prisión. “La señora Trump solo ofreció unas palabras de ánimo y fuerza”, manifestó Grisham en una declaración, añadiendo que la primera dama adora vivir en la Casa Blanca.

Dos días antes de la reunión en la Oficina Oval, la administración de Trump etiquetó al vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, como un jefe de drogas y congeló sus activos en Estados Unidos, un paso provocativo que la administración de Obama se rehusó a realizar. Desde entonces, el presidente estadounidense ha llevado un seguimiento con sanciones económicas adicionales a compañías venezolanas, prohibición de viajar a EE.UU para funcionarios del gobierno y sus familias, y una condena a Maduro en su discurso en la Asamblea General de la ONU el mes pasado.

“Este régimen corrupto destruyó una nación próspera imponiendo una ideología fallida que ha producido pobreza y miseria en todas partes que donde ha sido implementada”, expresó Trump. “Para empeorar las cosas, Maduro ha desafiado a su propio pueblo, robando el poder de sus representantes electos para preservar su desastrosa regla”.

Funcionarios de la Casa Blanca afirmaron que el enfoque de Trump en Venezuela es una consecuencia natural de sus críticas a Maduro en el camino de su campaña, que algunos críticos consideraron como una forma de complacer a votantes en el sur de Florida. Sin embargo, desde que Trump asumió el cargo, la situación de Venezuela se ha agravado considerablemente, y él observó cómo las protestas se desarrollaban en la televisión por cable, afirmaron ayudantes.

“Habla de eso todo el tiempo. Conoce que 130 individuos han muerto, sobre todo ciudadanos jóvenes de Venezuela”, afirmó un empleado de la administración involucrado en la política de Venezuela, quien se expresó en anonimato por discutir las ideas del presidente. “Lo que ve en televisión es un impacto real”.

Otros citan la influencia de Rubio y la embajadora ante la ONU Nikki Haley, quienes disfrutan una estrecha relación y han hablado con pasión sobre los abusos contra los derechos humanos en Venezuela y Cuba. Trump ha empleado un lenguaje similar.

Durante su campaña, Trump se reunió con los líderes cubano-americanos en Miami, y Pence habló en una iglesia católica en el enclave venezolano en Miami en agosto, poco antes de que la administración anunciará sanciones adicionales a Caracas.

Asesores afirman que Trump ha mencionado a Venezuela en la mayoría de sus 17 llamadas con líderes latinoamericanos. En una conversación telefónica con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, Trump intervino mientras Santos describía el proceso de paz en su país para preguntar cómo podían aplicar más presión al régimen de Maduro,

Empleados de la Casa Blanca manifestaron que Trump reconoce el imperativo estratégico de Venezuela, que tiene significantes reservas de petróleo y una deuda creciente controlada por Rusia y China que podría dar a esos dos rivales estadounidenses mayor influencia sobre el gobierno de Maduro.

No obstante, Trump también ha hecho énfasis en la proximidad de Venezuela con Estados Unidos y los fuertes lazos comerciales entre ambos países.

“Tenemos una fuerte influencia en la economía venezolana, y nuestra responsabilidad moral de actuar es mayor en comparción a otros países” dijo el funcionario de alto cargo de la administración.

Opiniones de Trump han marcado la agenda a pesar de preocupaciones expresadas por el Departamento de Estado, donde Thomas Shannon, el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, quien dirigió varias conversaciones con el gobierno de Maduro durante el gobierno de Obama, ha seguido abogando por el compromiso directo.

Trump, sin embargo, rechazó aceptar el llamado de Maduro en agosto después de que el presidente estadounidense sugiriera que no dudaría en recurrir a las opciones militares para intervenir si era necesario. Incluso los aliados de Trump con relación al tema de Venezuela opinan que la declaración fue demasiado lejos.

Por otra parte, los aliados opinan que el presidente en general ha tomado las medidas correctas con las sanciones económicas y la retórica más rígida en las Naciones Unidas.

“El ambiente estaba listo para incrementar presión desde Washington” indicó José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch. “Si Trump hubiese usado ese lenguaje y sanciones hace dos o tres años, probablemente hubiesen sido rechazadas y contraproducentes. Pero nadie está defendiendo a Venezuela ahora”.

Nuestra voz se escucha en el mundo, por Lilian Tintori

Nuestra voz se escucha en el mundo, por Lilian Tintori

(Caracas, 06.09.17).- El pasado sábado 2 septiembre bajé al aeropuerto de Maiquetía, como siempre he hecho durante estos largos tres años, para iniciar una nueva gira que me llevaría a encontrarme con la dirigencia política más importante de Europa: el presidente Rajoy de España, el primer ministro Emmanuel Macron de Francia y la canciller Angela Merkel de Alemania.

Para mi sorpresa fui retenida antes de llegar a migración por unos funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana que me rodearon para comunicarme que me encontraba retenida.

Sobre mí no pesa orden de arresto ni prohibición de salida del país. No existe argumento legal alguno que pueda impedir mi derecho al libre tránsito ni el de salir de viaje a cumplir con mi trabajo de activista de derechos humanos. Pero como ya sabemos y como he venido denunciando a lo largo de estos años y en todas las latitudes del mundo de forma pública; en Venezuela no existe Estado de Derecho, en Venezuela no se respetan las leyes porque en Venezuela no hay democracia, hay dictadura.

¿A qué le temen? ¿Qué es lo que no quieren que diga? ¿Por qué arman ollas en mi contra para desprestigiarme? ¿Por qué tratan de atacar mi familia y mi reputación?

Muy sencillo y tan básico como lo es la razón por la que existen las dictaduras: porque le tienen miedo a la verdad. Todo aquel ciudadano que hable con la verdad que desnude al régimen opresor debe ser perseguido, encarcelado, silenciado.

Eso es lo que han venido haciendo sistemáticamente en Venezuela, eso explica los miles de heridos en las protestas, eso explica los 123 asesinados, los 545 presos políticos, los torturados y los exiliados. El miedo a la verdad también es lo que explica que pongan a nuestro pueblo a pasar hambre, enfermedades e inseguridad: quieren someternos, silenciarnos, comprarnos y quieren a toda costa y por cualquier medio callarnos.

Se equivocan una vez más: no nos callarán. Podrán encarcelarnos, pero no podrán encarcelar la verdad. Podrán perseguirnos, pero no podrán escaparse de la verdad. Podrán dispararnos, pero no podrán esquivar el peso de la verdad.

Y la verdad que hoy Europa nos escucha, en esta misma gira que pensaban haber destruido evitando mi salida del país, nos escuchan porque están el Presidente Julio Borges de la Asamblea Nacional así como su Vice Presidente Freddy Guevara representándonos, a Leopoldo, a mí y a los 30 millones de venezolanos, nos escuchan porque no podrán callarnos.

Aunque en Venezuela hay una Dictadura que viola sistemáticamente todos los Derechos Humanos de todos los venezolanos y lo hace a propósito y lo hace con maldad y crueldad, no podrán callar la verdad, pues como reza el dicho popular “no se tapa el sol con un dedo”.

¡Seguimos Venezuela! ¡No nos callarán jamás!

Fuerza y Fe

Tenemos derecho a vivir, por Lilian Tintori

Tenemos derecho a vivir, por Lilian Tintori

(Caracas, 30.08.17).- El régimen ha violado en Venezuela cada uno de los Derechos Humanos consagrados en la Carta de Derechos Humanos. Comenzando por el derecho a la vida porque si no nos mata la delincuencia nos mata el hambre y si no, nos mata la represión.

 

Según el Observatorio Venezolano de Seguridad, han ocurrido 9.927 homicidios desde el primero de enero hasta el 13 de agosto de este 2017.

 

Según Cáritas de Venezuela, 7 de cada 10 hogares han presentado deterioro en su alimentación y el 75% de la población ha sufrido una pérdida de peso promedio de 8kgs. Cada vez son más impactantes las imágenes de los venezolanos en la frontera, saliendo a Colombia o a Brasil buscando comida.

 

Según el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), para que una familia de cinco miembros pueda adquirir la cesta básica familiar necesitaría 18,9 salarios mínimos.

 

Hay un 85% de la escasez de medicamentos y enfermedades que hasta el 2014 se consideraban erradicadas, como la Malaria, han presentado un incremento de hasta 76% los últimos años.

 

Estamos alertando sobre la Crisis Humanitaria que hoy vivimos en Venezuela desde 2014, Leopoldo entregó su libertad para alertar al mundo de la crisis venía por causa de un modelo fracasado de hambre y dictadura. Fue un visionario porque pudo anticipar lo que sucedería y trató de evitarlo entregando su propia libertad a cambio de la de toda Venezuela.

 

En 2016, frente a esta crisis, Leopoldo me pidió que recorriera el mundo para tratar de ayudar a los venezolanos que más lo necesitaban, y así nació Rescate Venezuela, una campaña para recolectar insumos médicos en distintos países, recorrimos 11 ciudades y recolectamos miles de cajas de insumos médicos, muchos de ellos los trajimos a Venezuela y los entregamos a ONG y a hospitales, otros se quedaron en el puerto porque el régimen no permitió el ingreso.

 

Tenemos más de un año exigiendo la apertura del Canal Humanitario y hoy sigue siendo una bandera de nuestra lucha. Nuestras exigencias siguen siendo las mismas, apertura de un canal humanitario, libertad de todos los presos políticos, elecciones generales y respeto a la Asamblea Nacional.

 

Por esas 4 razones estuvimos 4 meses en la calle, 4 meses protestando, y la respuesta del régimen a nuestra protesta pacífica fue desproporcionada, fuimos agredidos a quemarropa, perseguidos, torturados, heridos.

 

Hoy la cicatriz más profunda son los 123 muertos producto de la represión sistemática de las fuerzas armadas y de los colectivos que actúan bajo órdenes de la dictadura. Hay 590 presos políticos, constantemente sometidos a tratos inhumanos, crueles y degradantes.

 

Es necesario que nos ocupemos de las preocupaciones y del dolor del más necesitado, nuestro pueblo no puede seguir buscando en la basura para comer, nuestros niños no pueden seguir muriendo por desnutrición como viene ocurriendo, los enfermos no pueden seguir aguantando tanto dolor, la inseguridad no puede seguir enlutando familias, la dictadura no puede seguir oprimiendo al 90% de los venezolanos rechazamos a Nicolás Maduro y a su modelo fracasado, de hambre, escasez, inseguridad, falta de servicios básicos y represión.

 

El mundo está con nosotros, hoy prácticamente todo el continente se ha pronunciado en contra de la violación de DDHH en Venezuela.

 

Como activista de derechos humanos, seguiré firme y con más fuerza, levantando mi voz, seguiré denunciando en Venezuela y en el mundo las violaciones de los DDHH, seguiré apostando y trabajando por el Rescate de nuestro país, porque tenemos derecho a vivir y porque esta lucha, es una lucha por amor: a nuestras familias, a nuestro pueblo, a nuestro país.

 

Fuerza y Fe

 

Lilian Tintori

Activista de Derechos Humanos