Venezuela vive un genocidio silencioso y Maduro es el culpable, asegura la activista Lilian Tintori

Venezuela vive un genocidio silencioso y Maduro es el culpable, asegura la activista Lilian Tintori

Hace un año, los venezolanos salieron a la calle para manifestar su rechazo a la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de disolver la Asamblea Nacional, controlada por la oposición. Considerada la «madre de todas las marchas», fue la chispa que encendió una serie de protestas que pusieron contra las cuerdas al Gobierno de Nicolás Maduro. La movilización «pacífica» pronto se tornó violenta.

Como una reunión en la Oficina Oval entre Tintori y Trump cambió la política de EE.UU hacia Venezuela

Como una reunión en la Oficina Oval entre Tintori y Trump cambió la política de EE.UU hacia Venezuela

(Caracas.09,10,17).- La decisión del presidente Trump de anunciar repentinamente un cambio colosal en la política de EE.UU. hacia Venezuela en febrero comenzó con una reunión inesperada en la Oficina Oval con Lilian Tintori, esposa del preso político más prominente del país.

En la Casa Blanca, al reunirse con el vicepresidente Pence y la prensa de la administración americana para intentar hacer algo más por los derechos humanos en su país, Tintori fue llevada rápidamente con Trump, quien parecía desconocer su caso, pero halagó su pasado como una estrella de la versión venezolana del reality show “Expedición Robinson”.

Luego, mientras Tintori presentaba su caso durante la entrevista de 40 minutos, la primera dama Melania Trump, quien también estaba en la sala, expresó que sentía empatía con las condiciones del esposo de Lilian preso en Caracas, Leopoldo López, porque en ocasiones se sentía confinada en la Casa Blanca como en una cárcel, según informaron dos personas presentes dentro del encuentro, un punto en el cual el presidente coincidió.

Finalmente, cuando terminaba la entrevista, el presidente sugirió una foto grupal, incluyendo a Pence y al Senador Marco Rubio (R-FL), un aliado de Tintori quien se encontraba en la Casa Blanca por una cena programada con el presidente. Después de varios intentos –a Trump no le gustó la primera foto porque aparecía sonriendo– el presidente estaba lo suficientemente complacido con la versión final, donde apareció hermético y levantando los pulgares dando un gesto de aprobación debajo de un retrato de Andrew Jackson. Apresuradamente publicó la foto en Twitter. 

“Venezuela debería liberar inmediatamente a Leopoldo López, preso político y esposo de @LilianTintori (recién reunida con @marcorubio)” escribió Trump, redactando su tweet desde la Oficina Oval.

Con ello, el presidente reformó años de la política estadounidense hacia Venezuela y señaló que su administración adoptaría una postura más dura hacia el régimen represivo del presidente Nicolás Maduro en medio de la crisis socioeconómica en la que se encuentra la nación sudamericana.

Pero, a diferencia de cuando Trump ha hecho comentarios o decisiones impulsivas sobre Corea del Norte e Iran, su capacidad de asumir más riesgos con respecto a la situación de Venezuela ha sido recibida con un gran apoyo de parte de líderes europeos y latinoamericanos así como entre los principales distritos electorales nacionales, incluyendo expatriados venezolanos en el Sur de Florida.

Tintori partió de la Casa Blanca esa tarde “en el séptimo cielo”, aseguró su abogado Jared Genser en una entrevista, y agradeció a Trump y Pence con un tweet en su cuenta personal. Otra persona que conversó con ella ese día comentó que Tintori estaba “en shock” después de la atención personal del presidente.

Tintori no es la única. Abogados de derechos humanos expresaron que se encuentran impactados que un presidente, quien nunca ha estado motivado a denunciar abusos a los derechos humanos en otros lugares del mundo, haya tomado en el caso de Venezuela una posición más ruda de la que asumió el expresidente Obama. Tintori intentó por más de un año de conseguir una audiencia con Obama, pero fue rechazada por ayudantes preocupados de que tal aprobación enfureciera a Maduro y provocara ataques a negociaciones diplomáticas que habían sido conllevadas por el Departamento de Estado.

Trump, sin embargo, a pesar de la objeción de algunos diplomáticos estadounidenses, no demostró preocupación alguna y eligió reunirse con Tintori sin informar a asesores del Consejo Nacional de Seguridad.

Venezuela ha descendido al caos en medio de una oleada de violencia, inflación y escasez alimentaria, con cientos de manifestantes protestando en las calles durante la primavera, Trump ha llegado tan lejos hasta el punto nombrar al régimen izquierdista de Nicolás Maduro como un obstáculo para la democracia, la libertad y los derechos humanos.

“Lo que me han informado es que él tiene tres principales intereses de política exterior, Corea del Norte, Iran y Venezuela” afirmó Mark Feierstein, director de asuntos del Hemisferio Occidental en el NSC durante el gobierno de Obama. “En términos de cambios de políticas, ellos han hecho más de lo que nosotros hicimos con respecto a sanciones y están haciendo un buen trabajo. Es algo inteligente… El diálogo (con Maduro) fracasó el año pasado porque no había suficiente presión en el Gobierno”.

La Casa Blanca discutió algunos detalles del encuentro entre Tintori y Trump. La vocera de la primera dama, Stephanie Grisham, negó haber realizado el comentario sobre la sensación de confinamiento de la Casa Blanca como una prisión. “La señora Trump solo ofreció unas palabras de ánimo y fuerza”, manifestó Grisham en una declaración, añadiendo que la primera dama adora vivir en la Casa Blanca.

Dos días antes de la reunión en la Oficina Oval, la administración de Trump etiquetó al vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, como un jefe de drogas y congeló sus activos en Estados Unidos, un paso provocativo que la administración de Obama se rehusó a realizar. Desde entonces, el presidente estadounidense ha llevado un seguimiento con sanciones económicas adicionales a compañías venezolanas, prohibición de viajar a EE.UU para funcionarios del gobierno y sus familias, y una condena a Maduro en su discurso en la Asamblea General de la ONU el mes pasado.

“Este régimen corrupto destruyó una nación próspera imponiendo una ideología fallida que ha producido pobreza y miseria en todas partes que donde ha sido implementada”, expresó Trump. “Para empeorar las cosas, Maduro ha desafiado a su propio pueblo, robando el poder de sus representantes electos para preservar su desastrosa regla”.

Funcionarios de la Casa Blanca afirmaron que el enfoque de Trump en Venezuela es una consecuencia natural de sus críticas a Maduro en el camino de su campaña, que algunos críticos consideraron como una forma de complacer a votantes en el sur de Florida. Sin embargo, desde que Trump asumió el cargo, la situación de Venezuela se ha agravado considerablemente, y él observó cómo las protestas se desarrollaban en la televisión por cable, afirmaron ayudantes.

“Habla de eso todo el tiempo. Conoce que 130 individuos han muerto, sobre todo ciudadanos jóvenes de Venezuela”, afirmó un empleado de la administración involucrado en la política de Venezuela, quien se expresó en anonimato por discutir las ideas del presidente. “Lo que ve en televisión es un impacto real”.

Otros citan la influencia de Rubio y la embajadora ante la ONU Nikki Haley, quienes disfrutan una estrecha relación y han hablado con pasión sobre los abusos contra los derechos humanos en Venezuela y Cuba. Trump ha empleado un lenguaje similar.

Durante su campaña, Trump se reunió con los líderes cubano-americanos en Miami, y Pence habló en una iglesia católica en el enclave venezolano en Miami en agosto, poco antes de que la administración anunciará sanciones adicionales a Caracas.

Asesores afirman que Trump ha mencionado a Venezuela en la mayoría de sus 17 llamadas con líderes latinoamericanos. En una conversación telefónica con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, Trump intervino mientras Santos describía el proceso de paz en su país para preguntar cómo podían aplicar más presión al régimen de Maduro,

Empleados de la Casa Blanca manifestaron que Trump reconoce el imperativo estratégico de Venezuela, que tiene significantes reservas de petróleo y una deuda creciente controlada por Rusia y China que podría dar a esos dos rivales estadounidenses mayor influencia sobre el gobierno de Maduro.

No obstante, Trump también ha hecho énfasis en la proximidad de Venezuela con Estados Unidos y los fuertes lazos comerciales entre ambos países.

“Tenemos una fuerte influencia en la economía venezolana, y nuestra responsabilidad moral de actuar es mayor en comparción a otros países” dijo el funcionario de alto cargo de la administración.

Opiniones de Trump han marcado la agenda a pesar de preocupaciones expresadas por el Departamento de Estado, donde Thomas Shannon, el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, quien dirigió varias conversaciones con el gobierno de Maduro durante el gobierno de Obama, ha seguido abogando por el compromiso directo.

Trump, sin embargo, rechazó aceptar el llamado de Maduro en agosto después de que el presidente estadounidense sugiriera que no dudaría en recurrir a las opciones militares para intervenir si era necesario. Incluso los aliados de Trump con relación al tema de Venezuela opinan que la declaración fue demasiado lejos.

Por otra parte, los aliados opinan que el presidente en general ha tomado las medidas correctas con las sanciones económicas y la retórica más rígida en las Naciones Unidas.

“El ambiente estaba listo para incrementar presión desde Washington” indicó José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch. “Si Trump hubiese usado ese lenguaje y sanciones hace dos o tres años, probablemente hubiesen sido rechazadas y contraproducentes. Pero nadie está defendiendo a Venezuela ahora”.

Lilian Tintori: Llevaremos al gobierno a la Corte Penal Internacional

Lilian Tintori: Llevaremos al gobierno a la Corte Penal Internacional

(Caracas, 21.9.17).- La activista de derechos humanos y esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori, aseguró este jueves que existe evidencia para llevar al gobierno de Nicolás Maduro a la Corte Penal Internacional donde a su juicio “es muy difícil que resulten absueltos”.

“Ya en la CPI hay informes de torturas, asesinatos y demás. La cifra de presos políticos en las cárceles venezolanas es de 566, muchos de ellos en condiciones delicadas de salud. Por eso acudimos a la Cruz Roja a entregar esa lista y pedir la libertad de los que se encuentran graves”, aseguró Lilian Tintori en rueda de prensa junto a Irene de Caguaripano, la esposa del capitán Juan Caguaripano quien también está detenido

Tintori informó que el 16 de octubre habrá otra audiencia en la OEA y el 30 del mismo mes peritos de la organización evaluarán si hay crímenes de lesa humanidad en Venezuela. “Hacemos un llamado a los militares que reciben órdenes de asesinar para que no lo hagan. Son crímenes de lesa humanidad. A los policías y militares, sepárense de esas violaciones y bajen las armas”.

Y siguió: “Dos familiares de quienes estamos aquí se encuentran en La Tumba, a 5 pisos por debajo de la tierra. Solo saben si es de día o de noche porque escuchan los rieles del Metro. Queremos la libertad de los presos políticos y que más nunca se torture a nadie”.

La esposa de Leopoldo López también se refirió al caso del diputado a la AN, Gilber Caro. “Hay 3 diputados presos, entre ellos Gilber Caro. Eso no se ve en ningún país del mundo, solo en dictaduras. Él es un hombre fuerte pero hoy se encuentra en una condición delicada porque lo han torturado. Hizo huelga de hambre pero tuvo que abandonarla porque convulsionó”.

La activista cerró señalando que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU exigió la posibilidad de adoptar medidas para ese caso, además de los referidos a la muerte de más de 120 personas en el marco de las protestas”.

Yo no me casé con esta Venezuela, por Lilian Tintori

Su Santidad tiene razón por : Lilian Tintori

Su Santidad tiene razón por : Lilian Tintori

(Caracas, 12.09.17).- En su reciente viaje a nuestra hermana Colombia, el papa Francisco dijo: “Hago un llamamiento para que se rechace todo tipo de violencia en la vida política y se encuentre una solución a la grave crisis que se está viviendo y afecta a todos, especialmente a los más pobres y desfavorecidos de la sociedad”.

Su Santidad tiene razón, en Venezuela tal como lo hemos denunciado en el mundo entero y lo hemos expuesto ante la Santa Sede, hay violencia política: hay presos de conciencia, hay presos políticos, hay decenas de casos de torturas, de detenciones arbitrarias, de persecuciones por razones políticas y hay asesinatos por razones políticas. Toda esta violencia es fruto de la crueldad con la que esta dictadura trata a quienes pensamos distinto.

El papa Francisco también dijo: “lo más doloroso es el problema humanitario, tanta gente que escapa o sufre. Debemos ayudar a resolverlo. De todas maneras, yo creo que la ONU debe hacerse sentir también allí para ayudar”.

Y en efecto, tal como lo hemos venido denunciando desde hace más de dos años y tal como lo advirtiera mi esposo Leopoldo en el año 2014, Venezuela sufre una crisis humanitaria y la ONU debe asumir un rol activo en la búsqueda de una solución que le traiga paz, justicia y también comida y medicinas a Venezuela.

Nosotros, a través de Rescate Venezuela, hemos desarrollado por todo el país y por todo el mundo una campaña alertando sobre la crisis humanitaria, recolectamos miles de cajas de insumos médicos en 11 ciudades del mundo, los trajimos a Venezuela y los entregamos a ONG y a hospitales, tenemos más de un año exigiendo la apertura del canal humanitario y hemos propuesto soluciones para detener de inmediato tanta injusticia en el país con mayores reservas petroleras del mundo. Hoy, hasta el Papa habla de la crisis humanitaria que vivimos. Hay que detener de inmediato tanto sufrimiento injusto.

La Santa Sede, por instrucciones de papa Francisco, ha estado cerca de la dura situación de conflicto que vivimos los venezolanos. Los venezolanos, tal como lo dice Su Santidad, creemos y necesitamos una solución pacífica a esta crisis y, como siempre hemos dicho, esa solución pasa por tener elecciones generales libres, transparentes y universales, el respeto a los poderes constituidos como la Asamblea Nacional, la liberación de todos, todos, los presos políticos y la apertura de un canal humanitario.

Las palabras del papa Francisco nos vuelven a recordar que Venezuela no está sola, que debemos mantener la fe en Dios Todopoderoso y también en nuestra Iglesia y en Su Santidad.

Santo Padre, no deje de acompañar e interceder por este pueblo que lo ama y respeta. Los venezolanos queremos vivir en paz.

¡Fuerza y Fe!

 

Lilian Tintori

Activista de Derechos Humanos

Familiares de presos políticos en Venezuela piden apoyo a la ONU

Familiares de presos políticos en Venezuela piden apoyo a la ONU

(Caracas, 11.09.17).- Rosaura Valentini, esposa de Yon Goicochea, aseguró que no decaerá en sus esfuerzos por denunciar la detención ilegal de su esposo

Familiares de presos políticos en Venezuela y un ex alto cargo del Ministerio de Público pidieron hoy a los países miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU que se solidaricen con el pueblo venezolano en su lucha por la democracia.

“Pido a los gobiernos del Consejo de Derechos Humano (CDH) que nos apoyen. Es hora de que todos los países se solidaricen con la causa democrática venezolana, que dejen de mirar a otro lado y escudarse en la diplomacia”, dijo la esposa de Yon Goicochea, Rosaura Valentini.

En un evento paralelo a la sesión inaugural del CDH, en la sede de Naciones Unidas en Ginebra, Valentini enumeró hoy una serie de maltratos sufridos por uno de los principales impulsores y líderes del Movimiento Estudiantil Venezolano en más de un año de confinamiento.

“No encuentro la manera de explicarles a mis hijos por qué si su padre es inocente está en la prisión”, dijo Valentini ante una audiencia de diplomáticos y periodistas de diversos países.

La esposa de Goicochea aseguró que no decaerá en sus esfuerzos por denunciar la detención ilegal de su esposo, así como la de muchos otros políticos que están presos: “estamos seguros de que nuestro sacrificio ayudara a cambiar la vida de millones de venezolanos”.

Dijo que uno de los aspectos más lamentables de esta situación es que “centenares de presos políticos ni siquiera son políticos, sino por ejemplo músicos, trabajadores o manifestantes que participaban en las marchan y que ahora están en los calabozos y procesados por tribunales militares”.

En el mismo evento participó el exdirector general de Actuación Procesal del Ministerio Público Zair Mundaray, destituido a inicios de agosto por la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente junto al equipo directivo de la entidad y que denunció “la construcción de un andamiaje jurídico para proteger criminalidad organizada” en Venezuela.

Aseguró que el gobierno venezolano no solamente se niega a perseguir y castigar a los responsables de violaciones de los derechos humanos, sino que los premia.

Citó varios casos de militares de alto rango que fueron condecorados o ascendidos después de participar en un asalto al parlamento o de dirigir la represión de manifestaciones.

En declaraciones , Mundaray -quien ha tenido que exiliarse- dijo que hay temor por la eventual destrucción de las evidencias que se habían reunido para más de 70 procesamientos por violaciones de derechos humanos por parte de agentes estatales, además de un millar de investigaciones.

Por su parte, la tía del opositor Leopoldo López, Julieta López, denunció que, en los meses previos a su traslado a un régimen de detención domiciliaria, el ensañamiento y maltratos contra su sobrino había aumentado.

“Somos un país en agonía. Esperamos de otros países solidaridad antes de que sea demasiado tarde”, dijo, tras recordar que la esposa de Lopez, Lilian Tintori, debía participar en el evento en Ginebra, pero las autoridades le impiden salir del país.

Lilian Tintori por: José Toro Hardy

Lilian Tintori por: José Toro Hardy

(Caracas, 07.09.17) Venezuela viene atravesando por uno de los momentos más oscuros de su historia. Un régimen feroz, sin escrúpulos de ninguna especie, ha venido destruyendo todas las instituciones que conforman el tejido del sistema democrático, dispuesto a cualquier cosa con tal de aferrarse al poder.

Uno de los mecanismos más perversos al cual recurren es el engaño como medio para destruir el prestigio de sus oponentes y sembrar entre ellos divisiones que los debiliten.

El más reciente episodio de esta guerra maligna es la trama que han construido contra Lilian Tintori.

Lilian, a quien poco conozco a título personal, es un personaje con un magnetismo extraordinario. Comienza por admitir que el político es su esposo pero que ella misma no lo es. Sin embargo se ha transformado en el símbolo de la lucha de todas las mujeres de Venezuela por devolverle a las familias venezolanas una patria decente donde mujeres, hombres y niños puedan llevar una vida normal y donde exista un futuro mejor al cual todos podamos aspirar.

Lilian, haciendo gala de una voluntad indomable, le ha dado la vuelta al mundo defendiendo la causa de su esposo. Se ha entrevistado con el Papa, con presidentes y primeros ministros, parlamentos, organizaciones internacionales y prácticamente no ha quedado lugar del planeta donde no se haya escuchado su voz. Es una voz que clama contra la injusticia y que lucha con tal tenacidad que no hay auditorio que no la haya atendido con simpatía. Es una voz que, como pocas, ha sabido explicar la barbarie que se ha implantado en Venezuela.

Lilian, en suma, se ha transformado en un adversario formidable a quien el régimen tenía que destruir. Y no es fácil destruir a quien personifica toda la fuerza moral de una nación que lucha desesperadamente por su libertad.

Había que detenerla. Estaba por iniciar una gira donde iba a entrevistarse con Rajoy, presidente de España, Macron de Francia, Ángela Merkel, canciller de Alemania y Theresa May, Primer Ministro del Reino Unido. Una gira que contribuiría a definir la posición de la Unión Europea frente a las aberraciones que ocurren en Venezuela.

La trama que nos llega tiene lógica. Todo parece haber girado entorno al amor por una abuela anciana y enferma. La solidaridad engañosa de alguien pudo haber sido la brecha para introducir el veneno. Son muchos los que quisieran contribuir con una causa tan humana, pero son pocos los que se atreven a retratarse haciéndolo, así que era comprensible que las ayudas fuesen anónimas y en efectivo. La trampa insidiosa parece haber sido planificada.

¿Cómo podemos prestarnos a contribuir con los fines de quienes planificaron esa patraña? Entendamos una cosa. El enemigo está en la acera del frente. No podemos permitir que nos pongan a disparar en contra de los aliados que desde nuestro lado de la acera luchamos por un mismo objetivo.

Entendamos además que pocas familias han sacrificado tanto en esta lucha existencial por recuperar la patria digna que nos legaron nuestros padres.

Ahí está el caso de Leopoldo, condenado de manera aberrante, retorciendo pruebas que lo único que probaban era su inocencia. A quien ya desde hace bastante tiempo el régimen ha querido destruir. Hace años lo inhabilitaron políticamente desconociendo un mandato expreso de la Corte Interamericana de los DDHH, con lo cual se violaron tratados internacionales sobre la materia. Así será el temor que este joven político les infunde.

Está también el caso de Antonieta Mendoza, la mamá de Leopoldo. La imputaron porque cumpliendo con sus obligaciones en PDVSA firmó en nombre de la empresa un aporte para un programa vinculado a la justicia al cual también contribuían el gobierno de Canadá, el PNUD, la ONU y la OEA, entre otros.

Y, desde luego, está igualmente el caso de Leopoldo López Gil, padre de Leopoldo, quien sufre un injusto destierro, el mismo que le fue impuesto a Miguel Henrique Otero, ambos miembros de la Junta Directiva de El Nacional, por el pecado de defender la libertad de expresión consagrada en nuestra Carta Magna.

Toda la familia es pues víctima de una de las más malévolas persecuciones desatadas por el régimen. Pero se trata de una familia que lleva en sus genes, en su ADN, el mandato imperativo de seguir luchando por su patria. Así lo han hecho desde la época de la independencia, una familia que estuvo indisolublemente ligada a la formación de la venezolanidad y a todo lo que nos resulta más admirable de nuestra historia.