Familiares de Carlos Graffe y Gilber Caro piden atención médica y libertad plena

Familiares de Carlos Graffe y Gilber Caro piden atención médica y libertad plena

(Caracas, 15.09.17).- Lilian Tintori: aislamiento y desatención médica contra presos políticos es inaceptable ; A  través de una transmisión en las redes sociales de la activista por los derechos humanos, Lilian Tintori de López, se expusieron las condiciones de encarcelamiento del diputado Gilber Caro y del dirigente de Carabobo, Carlos Graffe. Sus familiares piden libertad plena y atención médica urgente debido a las condiciones de salud de los dos dirigentes políticos del partido opositor Voluntad Popular.

Carolina Caro, hermana del diputado por el estado Miranda, informó que “tiene 5 días en huelga de hambre” e indicó que “se encuentra aislado” y que pudo verlo hace 10 días, durante la visita familiar en el centro de formación penitenciaria Hombre Nuevo Libertador, en Carabobo. “Gilber me dijo que iniciaría una huelga de hambre porque no aguanta más tortura psicológica ni daños contra la familia. Él hizo esta huelga porque quiere su libertad”.

Asimismo, agregó que durante los últimos meses de cárcel, “lo he visto deteriorado, me pide que quiere ver a su hija, a su sobrino, pero no dejan que los vea”. Denunció que “lo que viven los presos políticos es triste, porque apartan a los hijos de sus padres. Es muy triste cuando un niño te dice ¿dónde está mi papá?, quiero ver a mi papá. Esto me lo dice mi sobrina. Son cosas muy fuertes, porque nos obligan a vivir esto, pero debemos tener conciencia de que son violaciones a nuestros derechos”.

En este sentido, la activista por los derechos humanos, Lilian Tintori de López indicó que “Venezuela entera está preocupada por el diputado Gilber Caro. La comunidad internacional se alarma cada vez que decimos que hay tres diputados presos en el país, como es el caso de Gilber, de Wilmer Azuaje y Renzo Pietro”, y agregó que “A Gilber lo conocemos, es un buen ser humano, un líder social y ejemplo de vida, de lucha y de reinserción social. Hoy es un diputado electo por los venezolanos, pero que está preso, aislado, con malos tratos, así como lo están los casi 600 presos políticos venezolanos”.

Tintori explicó que la condición de aislamiento de un preso, constituye un patrón sistemático de tortura y denunció que gran parte de presos políticos, son sometidos a esta situación. “El aislamiento es una condición donde mantienen al preso sin ningún tipo de contacto, sin leer, sin escribir, sin hablar con nadie, por eso es un trato de tortura psicológica. Ningún ser humano está preparado para vivir esto, y es lamentable que le pase a muchos presos políticos”.

Debido a las constantes denuncias realizadas por el Comité de Familiares de Presos Políticos, Tintori destacó que “las cifras de presos políticos son alarmantes. La última cifra de Foro Penal era de 566 pero justo hoy se espera confirmar la liberación de algunos de Carabobo y Zulia. Es inaceptable la persecución contra los venezolanos buenos, que hacen política, que trabajan en lo social y por los derechos de los venezolanos. Gilber Caro y Carlos Graffe son líderes sanos que deben estar en la calle luchando, no en una cárcel por sus ideas”.

Por su parte, Oswaldo Graffe, padre de Carlos Graffe, denunció que su hijo necesita una intervención quirúrgica que, si no es atendida a tiempo puede traer severas consecuencias a sus riñones. “Él sufre de cálculos renales y necesita una segunda operación de urgencia, ya que aún tienen que extraerle mediante tratamiento invasivo cuatro cálculos. El fue operado el 3 de mayo, cuando le extrajeron 3 piedras en los riñones pero aún hay que retirarle 4”.

De igual forma destacó que “Carabobo conoce el trabajo que ha hecho Carlos, es un hombre muy sano e inocente. Es un líder que salió de la generación del 2017 y está preso por ser líder social. No hay razón válida para que ninguno de ellos pague cárcel por delitos que no cometieron, solo por defender los derechos de los venezolanos. Los luchadores como Gilber, como Carlos, todos los presos políticos, son la semilla de cambio que se necesita en el país”.

Tintori junto a Graffe, Carolina Caro y Melania Alonso de Caro, madre del diputado, hicieron un llamado a la comunidad internacional para que se avoque a la defensa de los derechos fundamentales de los presos políticos. “Luchar por un preso político, es luchar por todos, hacemos un llamado a todas las organizaciones que conocen estos casos”.

 

Campaña Ángeles de la Libertad continúa sumando apoyo para los presos políticos

Lilian Tintori aprovechó la oportunidad para informar los avances de la campaña humanitaria que sostiene para apoyar a las familias de los presos políticos, quienes no cuentan con recursos para traslado, costos de salud, comida ni sustento.

“42 personas hasta el momento se han registrado en las plataformas de Ángeles de la Libertad para ayudar. Hemos contabilizado 26 venezolanos que viven en el exterior: Estados Unidos, España, Londres, Chile, Argentina; 5 venezolanos en Venezuela y 11 hermanos de otras nacionalidades americanas, que nos han contactado para ser padrinos de una familia de presos político y ayudarlos con ropa, medicinas, apoyo económico, útiles escolares, artículos de higiene, libros, difusión del caso, ayuda psicológica”.

 

Esta campaña tiene el objetivo de apadrinar a las familias de los casi 600 presos políticos venezolanos a través de la ayuda de venezolanos en el exterior. “Si desean formar parte escriban al correo angelesdelibertad2017@gmail.com y recibirán instrucciones”, agregó Tintori.

Familiares de presos políticos abogan por la libertad de pensamiento en Venezuela en foro #LiberenALosProfesores

Familiares de presos políticos abogan por la libertad de pensamiento en Venezuela en foro #LiberenALosProfesores

(Caracas, 12.09.17).- En Venezuela hay 7 profesores universitarios encarcelados por razones políticas la ONG Acción por la Libertad, en conjunto con el Foro Penal Venezolano y Justicia Proceso en Venezuela, realizó un encuentro donde expusieron los casos de violaciones de derechos fundamentales contra 7 profesores universitarios que son presos políticos, encarcelados sin derecho al debido proceso, ni a la salud y exhortaron al gobierno nacional a  liberar a todos los presos políticos y respetar la autonomía universitaria.

En el foro “Violación a la libertad de pensamiento en Venezuela”, familiares de los profesores encarcelados Jorge Machado, Santiago Guevara, Yoel Bellorin, Julio García, Carlos Requena, Rolman Rojas, Rosmery Di Pietro, resaltaron que en Venezuela se debe respetar el disentimiento y la formación universitaria libre.

“Estos profesores quienes han sido detenidos por cumplir con su deber, que es promover la libertad de pensamiento en las universidades, deben ser liberados. Están presos por pensar diferente pero aún, estando presos, mantienen el compromiso de seguir educando para la libertad y la capacidad de disentimiento que debe tener la sociedad”. Así lo aseguró la profesora universitaria Sandra Pinardi.

Los abogados presentes resaltaron que “hoy estamos peor, porque la represión llegó a las universidades. Lamentablemente al gobierno no le importa la educación, no quiere que el venezolano se eduque y aprenda a discernir. Atacan la libertad de las ideas desde todos los ámbitos, ya lo hicieron con los militares, con los profesores, estudiantes y dirigentes políticos”, agregó Omar Mora Tosta.

Por su parte, Mariana Barrios, esposa del profesor universitario Sergio Contreras, quien fue detenido el mes de mayo en una manifestación pacífica, hoy bajo libertad condicional, se refirió a las irregularidades durante el proceso de enjuiciamiento en contra de Contreras. “Cuando detienen a alguien en una protesta, ninguna autoridad de seguridad del Estado te informa donde tienen a tu familiar detenido. Aunado a ello, son enjuiciados en tribunales militares, injustamente”.

Así mismo, destacó que en casos como el de los presos políticos que poseen condiciones de salud que requieren atención inmediata, los familiares “tienen que buscar la fuerza para pedir que sean atendidos, que se les de su tratamiento médico. Las familias de los presos políticos son obligados a cambiar su vida para emprender la defensa del familiar preso. Es un momento muy difícil porque nos toca dejar todo a un lado y dedicarnos a defenderlos”.

Familiares de los presos políticos Leopoldo López, José Luis Santamaría, Andrés Martínez Oramas, Roberto Picón, entre otros, manifestaron que “el ataque a la academia es el ataque a las ideas” y dieron a conocer un informe donde llaman la atención del Gobierno de Nicolás Maduro para que se haga justicia en los casos de violaciones y encarcelamientos injustos. “Como lo dijo la abogada Lilia en el evento, cuando uno se involucra con un familiar de preso políticos, te conectas con todos los casos y cada uno de los presos que son 566. Hoy nos unimos para elevar el caso de 7 profesores que representan un ataque al futuro de los jóvenes de nuestro país, un ataque a la academia y al pensamiento. Conocimos que las condiciones de cárcel son inhumanas, ningún venezolano merece esto. Pedimos la libertad plena para todos. No descansaremos hasta verlos libres”, agregó Lilian Tintori de López, activista por los derechos humanos.

“Cuando se encarcela a un inocente nosotros tenemos que recorrer todos los centros penales para descubrir dónde se encuentra la persona. En Venezuela hay una irregularidad enorme en los procesos penales, debido a la nueva competencia penal ordinaria y al enjuiciamiento de civiles mediante tribunales militares. Esto es una violación más a los derechos y a la Constitución ya que es ilegal las privativas de libertad en esta situación”, expresó la abogada Lilia Camejo.

En el encuentro se hizo presente también el apoyo al diputado Gilber Caro por la huelga de hambre que inició el día de ayer para exigir que sea trasladado a la cárcel militar de Ramo Verde, debido a que las condiciones en el Centro de Formación del Hombre Nuevo Libertador, en Tocuyito, Carabobo, “son aún peores. Desde que se encuentra ahí ha rebajado más de 10 kilos, lo mantienen en situación de aislamiento, no lo dejan ver a sus hijos y tampoco le dejan pasar su comida”, aseguró Carolina Caro, hermana del diputado.

Cabe destacar que en los últimos días, el Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos, príncipe Zeid Ra’ad Al Hussein pidió una investigación internacional sobre “el uso excesivo de la fuerza por las autoridades de Venezuela”, las cuales podrían evaluarse como “crímenes contra la humanidad”, que representan “un real peligro por una escalada de tensiones contra instituciones democráticas y voces críticas (…) detenciones arbitrarias, excesivo uso de la fuerza y malos tratos a los detenidos que en algunos casos se asemeja a la tortura”, explicó.

Según Foro Penal, la suma de presos políticos hasta el día de hoy en Venezuela es de 566, entre los que se encuentran dirigentes políticos, alcaldes, diputados, concejales, estudiantes, activistas y sociedad civil que fueron detenidos durante las protestas pacíficas. Muchos de los cuales han sido sometidos a confinamiento en solitario, precarias condiciones de reclusión, aislamiento, falta de atención médica y derecho a la defensa

Lilian Tintori por: José Toro Hardy

Lilian Tintori por: José Toro Hardy

(Caracas, 07.09.17) Venezuela viene atravesando por uno de los momentos más oscuros de su historia. Un régimen feroz, sin escrúpulos de ninguna especie, ha venido destruyendo todas las instituciones que conforman el tejido del sistema democrático, dispuesto a cualquier cosa con tal de aferrarse al poder.

Uno de los mecanismos más perversos al cual recurren es el engaño como medio para destruir el prestigio de sus oponentes y sembrar entre ellos divisiones que los debiliten.

El más reciente episodio de esta guerra maligna es la trama que han construido contra Lilian Tintori.

Lilian, a quien poco conozco a título personal, es un personaje con un magnetismo extraordinario. Comienza por admitir que el político es su esposo pero que ella misma no lo es. Sin embargo se ha transformado en el símbolo de la lucha de todas las mujeres de Venezuela por devolverle a las familias venezolanas una patria decente donde mujeres, hombres y niños puedan llevar una vida normal y donde exista un futuro mejor al cual todos podamos aspirar.

Lilian, haciendo gala de una voluntad indomable, le ha dado la vuelta al mundo defendiendo la causa de su esposo. Se ha entrevistado con el Papa, con presidentes y primeros ministros, parlamentos, organizaciones internacionales y prácticamente no ha quedado lugar del planeta donde no se haya escuchado su voz. Es una voz que clama contra la injusticia y que lucha con tal tenacidad que no hay auditorio que no la haya atendido con simpatía. Es una voz que, como pocas, ha sabido explicar la barbarie que se ha implantado en Venezuela.

Lilian, en suma, se ha transformado en un adversario formidable a quien el régimen tenía que destruir. Y no es fácil destruir a quien personifica toda la fuerza moral de una nación que lucha desesperadamente por su libertad.

Había que detenerla. Estaba por iniciar una gira donde iba a entrevistarse con Rajoy, presidente de España, Macron de Francia, Ángela Merkel, canciller de Alemania y Theresa May, Primer Ministro del Reino Unido. Una gira que contribuiría a definir la posición de la Unión Europea frente a las aberraciones que ocurren en Venezuela.

La trama que nos llega tiene lógica. Todo parece haber girado entorno al amor por una abuela anciana y enferma. La solidaridad engañosa de alguien pudo haber sido la brecha para introducir el veneno. Son muchos los que quisieran contribuir con una causa tan humana, pero son pocos los que se atreven a retratarse haciéndolo, así que era comprensible que las ayudas fuesen anónimas y en efectivo. La trampa insidiosa parece haber sido planificada.

¿Cómo podemos prestarnos a contribuir con los fines de quienes planificaron esa patraña? Entendamos una cosa. El enemigo está en la acera del frente. No podemos permitir que nos pongan a disparar en contra de los aliados que desde nuestro lado de la acera luchamos por un mismo objetivo.

Entendamos además que pocas familias han sacrificado tanto en esta lucha existencial por recuperar la patria digna que nos legaron nuestros padres.

Ahí está el caso de Leopoldo, condenado de manera aberrante, retorciendo pruebas que lo único que probaban era su inocencia. A quien ya desde hace bastante tiempo el régimen ha querido destruir. Hace años lo inhabilitaron políticamente desconociendo un mandato expreso de la Corte Interamericana de los DDHH, con lo cual se violaron tratados internacionales sobre la materia. Así será el temor que este joven político les infunde.

Está también el caso de Antonieta Mendoza, la mamá de Leopoldo. La imputaron porque cumpliendo con sus obligaciones en PDVSA firmó en nombre de la empresa un aporte para un programa vinculado a la justicia al cual también contribuían el gobierno de Canadá, el PNUD, la ONU y la OEA, entre otros.

Y, desde luego, está igualmente el caso de Leopoldo López Gil, padre de Leopoldo, quien sufre un injusto destierro, el mismo que le fue impuesto a Miguel Henrique Otero, ambos miembros de la Junta Directiva de El Nacional, por el pecado de defender la libertad de expresión consagrada en nuestra Carta Magna.

Toda la familia es pues víctima de una de las más malévolas persecuciones desatadas por el régimen. Pero se trata de una familia que lleva en sus genes, en su ADN, el mandato imperativo de seguir luchando por su patria. Así lo han hecho desde la época de la independencia, una familia que estuvo indisolublemente ligada a la formación de la venezolanidad y a todo lo que nos resulta más admirable de nuestra historia.

Nuestra voz se escucha en el mundo, por Lilian Tintori

Nuestra voz se escucha en el mundo, por Lilian Tintori

(Caracas, 06.09.17).- El pasado sábado 2 septiembre bajé al aeropuerto de Maiquetía, como siempre he hecho durante estos largos tres años, para iniciar una nueva gira que me llevaría a encontrarme con la dirigencia política más importante de Europa: el presidente Rajoy de España, el primer ministro Emmanuel Macron de Francia y la canciller Angela Merkel de Alemania.

Para mi sorpresa fui retenida antes de llegar a migración por unos funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana que me rodearon para comunicarme que me encontraba retenida.

Sobre mí no pesa orden de arresto ni prohibición de salida del país. No existe argumento legal alguno que pueda impedir mi derecho al libre tránsito ni el de salir de viaje a cumplir con mi trabajo de activista de derechos humanos. Pero como ya sabemos y como he venido denunciando a lo largo de estos años y en todas las latitudes del mundo de forma pública; en Venezuela no existe Estado de Derecho, en Venezuela no se respetan las leyes porque en Venezuela no hay democracia, hay dictadura.

¿A qué le temen? ¿Qué es lo que no quieren que diga? ¿Por qué arman ollas en mi contra para desprestigiarme? ¿Por qué tratan de atacar mi familia y mi reputación?

Muy sencillo y tan básico como lo es la razón por la que existen las dictaduras: porque le tienen miedo a la verdad. Todo aquel ciudadano que hable con la verdad que desnude al régimen opresor debe ser perseguido, encarcelado, silenciado.

Eso es lo que han venido haciendo sistemáticamente en Venezuela, eso explica los miles de heridos en las protestas, eso explica los 123 asesinados, los 545 presos políticos, los torturados y los exiliados. El miedo a la verdad también es lo que explica que pongan a nuestro pueblo a pasar hambre, enfermedades e inseguridad: quieren someternos, silenciarnos, comprarnos y quieren a toda costa y por cualquier medio callarnos.

Se equivocan una vez más: no nos callarán. Podrán encarcelarnos, pero no podrán encarcelar la verdad. Podrán perseguirnos, pero no podrán escaparse de la verdad. Podrán dispararnos, pero no podrán esquivar el peso de la verdad.

Y la verdad que hoy Europa nos escucha, en esta misma gira que pensaban haber destruido evitando mi salida del país, nos escuchan porque están el Presidente Julio Borges de la Asamblea Nacional así como su Vice Presidente Freddy Guevara representándonos, a Leopoldo, a mí y a los 30 millones de venezolanos, nos escuchan porque no podrán callarnos.

Aunque en Venezuela hay una Dictadura que viola sistemáticamente todos los Derechos Humanos de todos los venezolanos y lo hace a propósito y lo hace con maldad y crueldad, no podrán callar la verdad, pues como reza el dicho popular “no se tapa el sol con un dedo”.

¡Seguimos Venezuela! ¡No nos callarán jamás!

Fuerza y Fe

Tenemos derecho a vivir, por Lilian Tintori

Tenemos derecho a vivir, por Lilian Tintori

(Caracas, 30.08.17).- El régimen ha violado en Venezuela cada uno de los Derechos Humanos consagrados en la Carta de Derechos Humanos. Comenzando por el derecho a la vida porque si no nos mata la delincuencia nos mata el hambre y si no, nos mata la represión.

 

Según el Observatorio Venezolano de Seguridad, han ocurrido 9.927 homicidios desde el primero de enero hasta el 13 de agosto de este 2017.

 

Según Cáritas de Venezuela, 7 de cada 10 hogares han presentado deterioro en su alimentación y el 75% de la población ha sufrido una pérdida de peso promedio de 8kgs. Cada vez son más impactantes las imágenes de los venezolanos en la frontera, saliendo a Colombia o a Brasil buscando comida.

 

Según el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), para que una familia de cinco miembros pueda adquirir la cesta básica familiar necesitaría 18,9 salarios mínimos.

 

Hay un 85% de la escasez de medicamentos y enfermedades que hasta el 2014 se consideraban erradicadas, como la Malaria, han presentado un incremento de hasta 76% los últimos años.

 

Estamos alertando sobre la Crisis Humanitaria que hoy vivimos en Venezuela desde 2014, Leopoldo entregó su libertad para alertar al mundo de la crisis venía por causa de un modelo fracasado de hambre y dictadura. Fue un visionario porque pudo anticipar lo que sucedería y trató de evitarlo entregando su propia libertad a cambio de la de toda Venezuela.

 

En 2016, frente a esta crisis, Leopoldo me pidió que recorriera el mundo para tratar de ayudar a los venezolanos que más lo necesitaban, y así nació Rescate Venezuela, una campaña para recolectar insumos médicos en distintos países, recorrimos 11 ciudades y recolectamos miles de cajas de insumos médicos, muchos de ellos los trajimos a Venezuela y los entregamos a ONG y a hospitales, otros se quedaron en el puerto porque el régimen no permitió el ingreso.

 

Tenemos más de un año exigiendo la apertura del Canal Humanitario y hoy sigue siendo una bandera de nuestra lucha. Nuestras exigencias siguen siendo las mismas, apertura de un canal humanitario, libertad de todos los presos políticos, elecciones generales y respeto a la Asamblea Nacional.

 

Por esas 4 razones estuvimos 4 meses en la calle, 4 meses protestando, y la respuesta del régimen a nuestra protesta pacífica fue desproporcionada, fuimos agredidos a quemarropa, perseguidos, torturados, heridos.

 

Hoy la cicatriz más profunda son los 123 muertos producto de la represión sistemática de las fuerzas armadas y de los colectivos que actúan bajo órdenes de la dictadura. Hay 590 presos políticos, constantemente sometidos a tratos inhumanos, crueles y degradantes.

 

Es necesario que nos ocupemos de las preocupaciones y del dolor del más necesitado, nuestro pueblo no puede seguir buscando en la basura para comer, nuestros niños no pueden seguir muriendo por desnutrición como viene ocurriendo, los enfermos no pueden seguir aguantando tanto dolor, la inseguridad no puede seguir enlutando familias, la dictadura no puede seguir oprimiendo al 90% de los venezolanos rechazamos a Nicolás Maduro y a su modelo fracasado, de hambre, escasez, inseguridad, falta de servicios básicos y represión.

 

El mundo está con nosotros, hoy prácticamente todo el continente se ha pronunciado en contra de la violación de DDHH en Venezuela.

 

Como activista de derechos humanos, seguiré firme y con más fuerza, levantando mi voz, seguiré denunciando en Venezuela y en el mundo las violaciones de los DDHH, seguiré apostando y trabajando por el Rescate de nuestro país, porque tenemos derecho a vivir y porque esta lucha, es una lucha por amor: a nuestras familias, a nuestro pueblo, a nuestro país.

 

Fuerza y Fe

 

Lilian Tintori

Activista de Derechos Humanos

A Venezuela: no dejaremos de luchar por ti hasta conquistar la libertad que todos soñamos

A Venezuela: no dejaremos de luchar por ti hasta conquistar la libertad que todos soñamos

(Caracas, 25.08.17).-En foro “Mensaje a Venezuela”, familiares de presos políticos denuncian casos de torturas y ratifican compromiso por la libertad de todos

 Los familiares de los presos políticos y de los caídos durante las protestas en el país, participaron en el foro Mensaje a Venezuela, donde ratificaron su posición sobre las violaciones de los derechos fundamentales de las cuales han sido víctimas, así como también, el compromiso por la justicia en los casos de los asesinados a causa de la represión desmedida de las fuerzas de seguridad del Estado.

La activista por los derechos humanos, Lilian Tintori de López denunció que hasta el momento hay 645 presos políticos, algunos de los cuales han recibido tratos crueles en distintos centros de reclusión del país y destacó que la posición del Comité de Familiares de Presos Políticos es que “estamos dispuestos a seguir luchando. Hoy, nosotros nos comprometemos a seguir trabajando como activistas de DDHH y a luchar a la luz del ejemplo de nuestros caídos y de nuestros presos políticos para honrar a los primeros y para liberar a los segundos en una nueva Venezuela”.

La esposa del líder venezolano Leopoldo López, también hizo un llamado a los venezolanos en el exterior para que apoyen con firmeza la causa por la libertad de Venezuela. “Queremos hacer un llamado a los venezolanos en el exterior para que a partir de hoy se conviertan en padrinos de las familias de los presos políticos y de nuestros héroes caídos, que se aseguren que nunca estemos solos y que nuestro sacrificio nunca sea olvidado”.

De igual forma aseguró que la comunidad internacional puede seguir ayudando a través de la denuncia. “La mejor forma de ayudarnos es seguir denunciando y convirtiéndose en voces de libertad. Si el régimen de Nicolás no quiere que los países lo llamen dictadura, entonces libere a los presos políticos, reconozca y respete a la Asamblea Nacional. Las 170 muertes desde el 2014 al 2017, la mayoría, fueron por causa de disparos, balas, metras, bombas lacrimógenas de las fuerzas de seguridad del Estado. Esa es la verdad, nuestra lucha es por los derechos. Ningún ser humanos se merece un maltrato o una tortura”.

Desde el auditorio del diario El Nacional, los familiares de Iván Simonovis (Policía Metropolitano), General Baduel (militar detenido), Vilca Fernández (estudiante detenido), José Luis Santamaria (sociedad civil), Venus Medina (Polichacao), Alfredo Ramos, alcalde de Barquisimeto, Geraldine Moreno (víctima del 2014) y David Vallenilla (víctima del 2017) expusieron sus casos y exigieron a las instancias nacionales e internacionales actuar apegados a la verdad y a los derechos humanos.

Andreina Baduel denunció las violaciones de derechos humanos de los militares presos por razones políticas. “Son 17 días desde la desaparición forzada de mi papá, Raúl Isaias Baduel. Él ha sido víctima de constantes violaciones con la intención de quebrantarlo en la lucha por su libertad. Mi hermano Raúl Emilio Baduel también es un preso político, quien ha pasado por 6 cárceles comunes injustamente”.

En nombre de los presos políticos que son sociedad civil, Mónica Santamaría, hermana de José Luis Santamaría destacó que “mi hermano es inocente, está con un grupo de personas que están presas por haber pensado diferente y por haber alertado con un tuit la situación real que se vive en Venezuela. A mi hermano lo mantienen aislado y como castigo le eliminan la única visita al mes que tiene”, denunció.

Por su parte, la esposa de Alfredo Ramos agregó que “nosotros tenemos un pensamiento demócrata, de luchar por la libertad de nuestro país. El alcalde sufre de distintas enfermedades. Luego de 26 días nos permitieron verlo y conocer su estado de salud. Estamos convencidos de que ya somos más los que estamos luchando por la libertad de los presos políticos que solo buscaban la libertad para todos los venezolanos”.

En nombre de las víctimas de la represión, Rosa Orozco y David Vallenilla, padres de Geraldine Moreno y David Vallenilla respectivamente, rechazaron la represión desmedida por parte de las Fuerzas de Seguridad del Estado en las manifestaciones pacíficas. “Todos los familiares estamos dispuestos a llegar hasta donde sea para que se conozca la verdad en cada uno de los casos y que se haga justicia. Rechazamos la violencia con la cual las fuerzas de orden público han dispersado las manifestaciones. El Defensor del Pueblo debe comprometerse con la verdad y la justicia”, agregó Vallenilla.

Al finalizar el foro, se dio lectura al siguiente comunicado:

COMUNICADO DE FAMILIARES DE PRESOS POLÍTICOS Y HEROES CAÍDOS A VENEZUELA

Hoy nos reunimos para honrar la vida de nuestros héroes: honrar la vida que han ofrecido por nuestra libertad esos venezolanos que han sido asesinados por las fuerzas de seguridad del Estado y por aquellos que han entregado su libertad para convertirse en ejemplos de valor, coraje, dignidad y perseverancia; nuestros presos políticos.

Queremos enviarles un sentimiento en una sola palabra a nuestros jóvenes, a nuestros estudiantes y a todos los venezolanos que desafiaron y siguen desafiando la opresión para alcanzar en paz la libertad que todos anhelamos; esa palabra que han conquistado y que se desprende de nuestros corazones es: respeto. Se han ganado eso y mucho más. Sepan que cuando los pensamos o cuando los recordamos lo hacemos todos, toda Venezuela, con profundo respeto.

A quienes se preguntan si ese sacrificio inconmensurable ha sido en vano les decimos: no, no lo es. No es en vano dar la vida y la libertad por amor, no es en vano sufrir persecución por dignidad, no es en vano ser encarcelado por la Libertad. Y es que esa es nuestra lucha, esas son las razones que nos mueven y esos a la vez son los objetivos que perseguimos. Nuestra lucha no es por espacios de poder, no es para quitar a alguien y ponerme a otro, no es una lucha para hoy, sino que es para siempre. Nuestra lucha es por hacer lo correcto, es por hacer historia, pero del lado correcto y para que esa historia sea cada día más rica de valores, para formar familia, sobre la cual se funde la Venezuela que todos soñamos.

El dolor de Geraldin y Rosa por amor a Venezuela, el sacrificio y la angustia de la familia Baduel, el tormento de la injusticia de Ivan y Bony, el sufrimiento y la lucha de la familia Lander, los Vallenilla o de la familia Vivas, el dolor de Mónica al perder a Armando Cañizales, el de todas las familias de los Presos Políticos, de todos los caídos no es en vano pues sus valores, su dignidad y su ejemplo son los cimientos sobre los cuales estamos construyendo este nuevo hogar que todos soñamos en Paz, Justicia y Libertad. Por eso todos nos unimos en un mismo sentimiento y meta, lograr: Justicia, encuentro y Perdón. Hay que sanar, perdonar, y trabajar para que en Venezuela más nunca se violen los derechos humanos.

Hoy el mundo nos observa con admiración, respeto y a la vez con asombro por cómo hemos librado esta lucha democrática en contra de una cruel e inhumana tiranía. Al mundo le decimos que aquí estamos de pie, que no dejaremos de luchar, agradecemos cada apoyo que nos dan, en especial la declaración de Lima del pasado 8 de agosto de 2017.

Hemos decidido liberar a Venezuela y no nos cansaremos jamás de hacerlo. No tenemos ni fecha ni calendario como diría nuestro amado Simón Díaz. No se puede hoy ser venezolano y mañana dejar de serlo. No podemos negar lo que somos y no estamos dispuestos a abandonar lo que merecemos ser.

Hoy, nosotros nos comprometemos a seguir trabajando como activistas de DDHH y a luchar a la luz del ejemplo de nuestros caídos y de nuestros presos políticos para honrar a los primeros y para liberar a los segundos en una nueva Venezuela.

Queremos hacer un llamado a los venezolanos en el exterior a que a partir de hoy se conviertan en padrinos de las familias de los presos políticos y de nuestros héroes caídos, que se aseguren que nunca estemos solos y que nuestro sacrificio nunca sea olvidado.

Hoy, desde aquí, y todos juntos, de la mano con Dios, le decimos a Venezuela: no estás sola, no te abandonaremos, no dejaremos de amarte y de luchar por ti hasta conquistar la Libertad que todos soñamos.

Luchar por un preso político es luchar por todos los presos políticos. Luchar por un caído es luchar por todos los héroes caídos. Unión y jamás nadie se rinda. Si nos rendimos o nos dividimos si se estará abandonando la memoria de los caídos.

Seguimos Venezuela! Que nadie se canse! Que nadie se rinda! Seguimos juntos como hermanos con mucha Fuerza y con mucha Fe!