Lilian Tintori: Venezuela carga una cruz de dolor y sacrificio que todos debemos levantar unidos para salir de la dictadura

Lilian Tintori: Venezuela carga una cruz de dolor y sacrificio que todos debemos levantar unidos para salir de la dictadura

(Caracas, 25.03.18).- La activista por los derechos humanos Lilian Tintori de López, participó este domingo en la Solemne Bendición de Palmas y Ramos en la Iglesia San José de Chacao, donde llamó a todos los venezolanos a unirse en oración por la libertad de Venezuela.

“Hoy vinimos a bendecir esta palma que podaron nuestros Palmeros de Chacao, una tradición que lleva más de 200 años que nos enseña los valores de solidaridad, fe y que nos llena de esperanza. Hoy Venezuela carga una cruz muy pesada, de mucho dolor, tristeza, sacrificio, y esa cruz la tenemos que levantar en unidad para salir de la dictadura y lograr vivir en democracia y libertad. Semana Santa es un momento para unirnos en oración, con mucha fe y pedir por Venezuela, por los presos políticos y por todas las familias que sufren la emergencia humanitaria”, expresó Tintori.

Tintori manifestó que este es el cuarto año en el que Leopoldo López, el líder venezolano y preso de conciencia, no puede acompañar la tradición de Los Palmeros de Chacao. “Por más de 20 años, Leopoldo ha subido nuestra montaña con sus hermanos palmeros a cortar la palma y desde hace 4 años no puede acompañarnos porque está preso en la casa. Pero su familia está presente y este año nuestro hijo Leopoldo Santiago participó por primera vez como palmerito, con mucha emoción, siguiendo la tradición familiar”.

Asimismo, acompañada por el padre de Robert Redman (+), Derek Redman, agregó que “hoy pido porque Leopoldo pueda estar con nosotros, en libertad porque es inocente, así como los 391 presos políticos que están encarcelados y torturados por órdenes de la dictadura”. Tintori dedicó una oración a todos los caídos durante las protestas registradas entre el 2014 y 2017.

Los Palmeros de Chacao es una tradición que cumple esta Semana Santa 248 años. 700 palmas aproximadamente fueron podadas y bendecidas en la misa de Domingo de Ramos, en compañía de los concejales Alfredo Jimeno y Rafael del Rosario, quienes compartieron un mensaje de esperanza para toda Venezuela.