Lilian Tintori: Seguiremos luchando para hacer justicia a los caídos durante protestas

Lilian Tintori: Seguiremos luchando para hacer justicia a los caídos durante protestas

(Caracas. 28,10,17).- La activista por los derechos humanos, Lilian Tintori de López acompañó a los familiares de los caídos durante las protestas pacíficas en un taller realizado por la ONG Justicia, Encuentro y Perdón (JEP), en conjunto con Psicólogos sin Fronteras y Foro Penal, donde brindaron herramientas para “transformar el dolor en justicia”.

Desde el Centro Cultural Chacao, la organización sin fines de lucro que promueve la defensa de los derechos humanos y la justicia y procura el encuentro de todos los venezolanos a través del perdón, JEP, ofreció el primer taller sobre cómo convertir el dolor en justicia, donde participaron Rosa Orozco, los familiares de Miguel Castillo (+), David Vallenilla (+), el abogado de Alonso Medina Roa y la Dra. María Isabel Parada.

Esta actividad fue considerada por Tintori como “una iniciativa que presta el apoyo moral que todas las familias venezolanas que perdieron un hijo, hermano, padre o esposo en manos de la represión brutal durante las protestas pacíficas necesitan, para continuar firmes en esta lucha. Hoy los acompañamos y apoyamos en su dolor y denunciamos todas estas violaciones de derechos humanos ante el mundo. Venezuela no está sola, los familiares de los muchachos que murieron por una bala o por una bomba lacrimógena tampoco están solos”.

Igualmente, aseguró que ningún familiar puede perder la fe y la esperanza “porque vamos a lograr que se haga justicia en todos estos casos. Cada testimonio nos impulsa a seguir, a denunciar y a nunca decaer. Seguiremos luchando con fuerza para que las familias de cada venezolano asesinado durante las protestas pacíficas logre la justicia y la libertad. Estos casos ya los reconocen las instancias internacionales de derechos humanos. Saben que a Geraldin Moreno la mataron con un disparo de perdigón a quemarropa, saben que a David Vallenilla le dispararon en el pecho”, agregó Tintori.

La Dra. Parada, quien forma parte de la ONG Psicólogos Sin Fronteras, explicó que éstas familias “pueden sobrellevar la muerte y recuperar la estabilidad emocional dedicando tiempo para sí mismos, hacer cosas que les de paz, recibir ayuda psicológica que los guie y acompañe y entendiendo que el perdón no significa dejar de hacer justicia”.

Respecto a las herramientas legales, el abogado Alonso Medina Roa del Foro Penal Venezolano, explicó que muchos de los casos donde las fuerzas de seguridad del Estado estuvieron implicados en las muertes de los jóvenes manifestantes, “existe un elemento importante que toda familia debe tener claro y es la cadena de mando. Hay varios funcionarios que ya han sido enjuiciados pero por encima de ellos, hay otros que son los que dieron la orden de disparar”, por lo que hizo énfasis en lograr “que se investigue quienes son y las familias puedan tener justicia”.

Como directora de JEP y madre de Geraldin Moreno (+), Rosa Orozco informó que “este es el primero de varios talleres sobre Dolor y Justicia que realizaremos en distintos estados del país”. Los talleres contarán con la colaboración de abogados, psicólogos, expertos en derechos humanos y expondrán testimonios de los familiares de las víctimas de la represión.

Asimismo, explicó cómo enfrenta el día a día sin decaer. “Yo lloro todos los días, y más los fines de semana porque esos días era los que más pasaba tiempo con Geraldin. A veces no me puedo parar de la cama, pero siempre recibo la llamada de alguien invitándome a un taller, a una misa; o me llaman mis abogados diciéndome que hay que ir a los tribunales, que debemos llevar un documento. Siempre hay personas que nos ayudan y a ellos les agradezco cada día. La búsqueda de la justicia, el encuentro y el perdón me hacen levantarme cada día con fuerza y eso es lo que debemos procurar hacer todos los que hemos pasado por la pérdida injusta de nuestros familiares”.

Orozco destacó que tras las audiencias de su caso, “tuve la necesidad de liberarme de un peso que sentía en el pecho cada vez que me ponían en frente a los dos militares que le dispararon a mi hija. Yo entendí que solo perdonando iba a poder sentir paz y me iba a llenar de fuerza para luchar por la justicia de mi niña Geraldin. En una de esas audiencias, me puse de frente a estos dos sujetos y les pregunté ¿qué les hizo mi muchacha para que la mataran de esa forma? No podían mirarme a la cara y les dije ‘saben una cosa, yo los perdono, porque mi hija es más grande que esto, y tanto ella como yo necesitamos sentirnos libres’. Desde ese momento sentí paz”.

Finalmente, David Vallenilla padre, manifestó que la pérdida de su hijo ha sido una “una prueba de perdón muy difícil de aceptar, porque lo asesinaron injustamente y no nos dan respuesta sobre los culpables”. De igual forma, Carmen Bracho, madre de Miguel Castillo, indicó que “los jóvenes que mataron en las protestas eran muchachos buenos, estudiosos, deportistas, amaban el país, a sus familias y por luchar por su futuro los asesinaron y nos quitaron su sonrisa, su compañía, lo más preciado”