Lilian Tintori: La mujer que lucha por el rescate de Venezuela

Lilian Tintori: La mujer que lucha por el rescate de Venezuela

(Caracas. 20,06,18) La activista de derechos humanos y esposa de Leopoldo López contó que su vida cambió el día que su esposo se entregó ante una “justicia injusta” el 18 de febrero de 2014

Años atrás Lilian Tintori, esposa del preso político Leopoldo López, no se imaginaba que su vida se enfocaría en la ayuda humanitaria y en ser una de las principales voceras en la defensa de los derechos humanos de los presos políticos.

Cuando habla de los presos políticos lo hace con fuerza y convicción de que lograrán conquistar su libertad. Tintori lucha desde 2014 por la libertad de su esposo y de todos los privados de libertad por razones políticas.  “Yo sé lo que vive cada preso político y por eso tenemos que sacarlos a todos de la cárcel”, expresó  la activista de derechos humanos en exclusiva

“Lamentablemente los presos políticos han pasado momentos muy duros. Cada vez que veo que sale uno de la cárcel para mi es un respiro de esperanza, de fuerza y de ánimo (…) tenemos que sacarlos a todos porque ahí están ocurriendo torturas y eso tiene que parar”, aseveró.

Tintori contó con un brillo de tristeza en sus ojos que cuando su esposo estuvo recluido en la cárcel militar de Ramo Verde, ubicada en Los Teques (estado Miranda), sufrió torturas, tratos inhumanos y degradantes, incluso ella vivió momentos incómodos para poder visitarlo. La desnudaron para revisarla, la acosaron y amenazaron en varias oportunidades.

En las últimas semanas el gobierno de Nicolás Maduro en vocería de Delcy Rodríguez, quien era en ese momento presidenta de la comisión de la verdad de la asamblea nacional constituyente, anunció la excarcelación de tres grupos de privados de libertad, algunos con medidas cautelares.

La esposa de López señaló que día tras día cada familiar que tenga un preso político debe seguir luchando y denunciando la situación. “Siento que el trabajo que hemos hecho vale la pena y nuestra tarea es convertir a cada uno de los familiares en activistas de derechos humanos porque tenemos que ayudar y defender a otros que aún están en momentos difíciles.”

La activista de derechos humanos y esposa de Leopoldo López contó que su vida cambió el día que su esposo se entregó ante una “justicia injusta” el 18 de febrero de 2014

El 18 de febrero de 2014 el líder del partido Voluntad Popular decidió entregarse ante “una justicia injusta” tras la orden de detención emitida por parte del gobierno nacional por los hechos ocurridos en la manifestación del 12 de febrero de ese mismo año en el marco del Día de la Juventud.

“Él dijo: aquí estoy y si mi encarcelamiento vale la pena para el despertar de un pueblo bien valdrá la pena, ese día a mi me cambió la vida porque me di cuenta que estaba sola”, recordó Tintori afirmando con el rostro el recuerdo de ese momento.

Hizo referencia a una cita de Desmond Tutu, pacifista sudafricano durante la década de los años 80 por su lucha contra el Apartheid, “si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor”, dijo.

“Ese día Leopoldo tomó la decisión de dar la cara ante una justicia injusta, y denunció de forma valiente y heroica a este régimen”, reiteró.

Desde el día del encarcelamiento del líder de VP, su esposa ha denunciado en entes nacionales e internacionales su caso. Tomó la decisión firme de que era la única que podía hacer ese trabajo, responsabilidad que la llevó a ser una de las principales voceros de las situaciones de los presos políticos. “Tome una decisión como mujer, como mamá y como venezolana”.

Cuando en 2006 Leopoldo le propuso matrimonio a Lilian le preguntó si ella se casaría también con Venezuela, a lo que ella respondió que sí. Actualmente esa respuesta se mantiene en el tiempo a pesar de los altos y bajos que conlleva compartir la vida con un político y perseguido por el gobierno.

“Yo creo que me imagina que sería difícil compartir mi vida con él pero nunca me imaginé que tan dura sería (…) y ahora yo entiendo porque el me hizo esa pregunta”, dijo mirando por la ventana del carro dejando a la vista sus trenzas en el cabello, vestida con su suéter blanco debajo de su chaleco marrón claro que se convirtió en su emblema.

Señaló que su esposo nació, se formó, se preparó, fue alcalde del municipio Chacao por ocho años, fundó Voluntad Popular. Agregó que vivió todo ese proceso para trabajar por el país y por eso él necesitaba a alguien que lo acompañara en “esa visión, ese reto y en ese compromiso que él tiene”.

“Yo no me quejo, yo lo que hago es trabajar. Yo lo que hago es dar lo mejor de mí, ayudarlo a él, ayudar al país para que él logre su sueño por una mejor Venezuela”, expresó Tintori con una sonrisa.

Cambio de rutina: medida casa por cárcel

“Durante tres años y medio fue una situación muy fuerte porque yo me quedé sola con mis niñitos, en ese momento tenía dos, porque además de visitar a Leo los fines de semana yo me encontraba haciendo una gira internacional los días de semana”, comentó Tintori.

Señaló que la gira en el exterior la inició debido a que ninguna institución pública le daban respuesta formal sobre el estatus del caso de López.  “Leopoldo tiene una medida que lo califica como un preso de consciencia, él no tiene que estar preso”.

La madrugada del sábado 8 de julio de 2017 se le otorgó la medida de casa por cárcel tras haber permanecido más de tres años preso en Ramo Verde. La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia indicó que la medida se tomó por las condiciones de salud.

Explicó que cuando le conceden la medida cautelar vivieron un encuentro familiar, en el cual comenzaron a recuperar el tiempo que le quitaron al dirigente de VP como padre y persona.

“Hemos tenido que recuperar espacio juntos (…) mis niñitos tienen un apego fuerte conmigo porque dormimos juntos por tres años, ahora duermen con su papá y conmigo en la misma cama. Ellos sienten la amenaza de que se lo pueden llevar en cualquier momento”, confesó la activista

Los hijos de López y Tintori viven rodeados de policías con armas largas y cortas y en diferentes oportunidades los funcionarios entran sin permiso causando una situación complicada para los pequeños, comentó la activista. Sin embargo, contó que ellos conocen a detalle la realidad que viven debido a que se encargó de contarles con sinceridad.

“He manejado con acompañamiento psicológico de los colegios donde ellos estudian, que me apoyan muchísimo, además de darles todo el amor y el cariño que necesitan pero siempre con la verdad por delante”, dijo mientras se dirigía a su casa para reunirse con ellos luego de realizar en la mañana una entrega de insumos a una familia en Maripérez.

Tintori explicó que a su esposo le quitaron el derecho a hablar con su detención, la cual la califica de injusta. “La media de Leopoldo es que no puede hablar no puede opinar, no puede dar declaraciones (…) todo su proceso es una farsa”.

“Si ahorita vamos a mi casa no te puedes bajar a preguntarle cómo se siente, le quitaron el derecho al habla, lo cual es un derecho humano, es libertad de expresión”, indicó.

La casa de la familia López se encuentra rodea por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), el portón de su casa está pintado desde 2017 cuando jóvenes del partido de la tolda naranja realizaron un mural con la bandera venezolana y la imagen de los escudos utilizados por los jóvenes de la resistencia durante las protestas.

Figuras del gobierno de Maduro y grupos simpatizantes de la oposición venezolana señalan que López utiliza la condición del líder político como un show mediático, además de alterar la información sobre su caso y las visitas familiares mientras se encontraba recluido en la prisión militar de la capital mirandina.

“Espero que esas personas nunca pasan por lo que yo estoy pasando, ojalá que no lo hagan porque es una situación durísima”, expresó Tintori.

Explicó que las denuncias que ella hace actualmente la hacen miles de venezolanos y las hacía para que las torturas físicas y psicológicas cesarán en los centros de reclusión del país.

Rescate Venezuela: campaña nacida tras las rejas

La Fundación Rescate Venezuela, lidera por Lilian Tintori, nació en 2016 durante una visita en la cárcel en la que López le pidió que aumentará su apoyo y ayuda por el país.Durante esa época la activista de derechos humanos se encontraba realizando una gira internacional para pedir la libertad de los presos políticos.

“Leo me pidió que no hablará más de él que me concentrará en todas las visitas internacionales para buscar comida y medicinas porque Venezuela iba a caer en una crisis humanitaria”, contó.

Tintori comentó que su reacción ante la petición de su esposo fue de sorpresa. “¿Cómo no voy a hablar de él?”, fue lo primero que pensó ante la propuesta en aquella celda de 2 metros por tres metros en la cual se encontraban para la visita.

“Él me dijo que mucha gente iba a sufrir en el país y había que buscar ayuda para traer insumos y asistir a la gente”, reiteró.

El nombre de Rescate Venezuela se debe a que ella sintió que no solo había que ayudar de forma humanitaria si no también en el rescate de los valores como: la solidaridad, la paz, la reconciliación, la justicia, la defensa de los derechos humanos, la democracia.

Recorrió 11 ciudades del mundo para pedir insumos médicos y logró recolectar más de 100.000 donaciones. Trasladó lo obtenido al país y lo entregó en diferentes estados del territorio nacional.

“Una de las entregas más fuerte fue la del JM de Los Ríos, la policía trancó las puertas del hospital y nos negaron acceso pero nosotros insistimos porque queríamos entregar las cajas de los donativos. Gracias a las mamás y enfermeras del hospital lograron abrir las puertas a la fuerza para poder entregar todo”, recordó con una sonrisa de haber logrado su aporte a los niños que se encontraban hospitalizados.

Lilian Tintori ha demostrado que el cambio que sufrió su vida con la encarcelación de su esposo la llenó de fuerzas y le dió “un empujón” para hacer un aporte al país, más allá de su lucha por la libertad plena de López y todos los presos políticos.

“Yo deseo para Venezuela libertad,es algo que todos queremos. Sin libertad no tenemos democracia (…) Tenemos que lograr un cambio”, expresó mientras sonría con el anhelo de poder alcanzar lo que ella y muchos venezolanos esperan.